Emprendimientos en época de COVID-19: cuatro claves para empezar o reinventar su negocio - Facultad de Ciencias Empresariales

También te puede interesar

Emprendimientos en época de COVID-19: cuatro claves para empezar o reinventar su negocio

Yennyfer Morales Olivares 21 agosto 2020

Los efectos de la pandemia generada por la COVID-19 en la economía peruana han sido bastante funestos, reduciendo la rentabilidad de muchas empresas e, incluso, obligándolas a salir del mercado. De manera paralela, los negocios se han visto en la necesidad de reinventarse para así permanecer en sus industrias. En el caso de los emprendedores, los efectos han sido similares: muchas startups han sido gravemente impactadas, mientras que otras han subsistido en los últimos meses, trabajando en espera de que el clima de negocios, las inversiones y la demanda empiecen a retomar los niveles previos a la pandemia. No obstante, las predicciones económicas no son muy alentadoras.

Con ese espíritu luchador que los caracteriza, muchos peruanos han empezado emprendimientos que les han permitido obtener ganancias. Desde una bodega para abastecer a un vecindario, hasta un show de entretenimiento que se puede realizar de manera virtual. Las ideas para empezar un negocio han fluido ante la necesidad y la adversidad. Esto nos lleva a pensar en las siguientes preguntas: ¿cómo podría yo empezar un emprendimiento en contextos como el actual? ¿Cuáles son los principales puntos para emprender o reinventar mi negocio propio en escenario de pandemia?

Para empezar, tomemos en cuenta lo siguiente: una pandemia no solo genera recesión económica. También lleva a la población a una situación parecida a la de una “economía de guerra”. Esta podría retratarse como el peor escenario económico y social posible, donde los ingresos de los consumidores son muy bajos, muchos trabajadores pierden sus empleos e, incluso, las familias pierden a varios de sus miembros por la enfermedad. Entonces, el contexto actual lleva al emprendedor novato a un escenario con una demanda difícil, la cual se encuentra disminuida y, al mismo tiempo, busca productos que le generen la mayor utilidad y beneficio posible.

Puntos claves

1. Elegir un producto que uno conozca o con el que ya se haya interactuado.
No se trata de “crear la pólvora” ni de generar “una idea de un millón de dólares”. Los emprendimientos más exitosos empezaron con ideas simples. Desde ropa, artefactos para el hogar, algún tipo de comida innovadora o apps para hacernos la vida más sencilla. El producto en el que puedes emprender está en tus pasatiempos o en tus actividades diarias, así que solo es cuestión de elegirlo.

Asimismo, en contextos como el de una pandemia, otro criterio para decidir por el producto con el que se iniciará el emprendimiento es enfocarse en los bienes y servicios que sean de mayor necesidad. Bienes relacionados a la salud, cuidado personal, limpieza del hogar y de la oficina, alimentación, el sector textil y tecnología (para educación virtual y teletrabajo) son ideas hoy altamente rentables para el primer negocio. Por ejemplo, la venta de mascarillas KN95 (las más cercanas a las más seguras, las N95) puede generar buenos ingresos, pues el cuidado de la salud con su uso hoy es necesario.

Otros productos como trajes protectores (llamados mamelucos), artículos de limpieza (gel en alcohol), alimentos frescos y bien lavados (verduras, frutas, abarrotes en general) tendrán una alta demanda durante este año. A ello se puede sumar una entrega con delivery (para resguardar la salud de las personas) y el negocio puede llegar a ser muy exitoso.

2. Investigar a la competencia.
Esto se realiza cuando ya se tiene una idea del producto en el que se desea emprender. A veces el competidor puede ser otra startup o una gran corporación. Pero no se debe preocupar, pues el objetivo no es destronar a nadie, sino que la gente encuentre necesidad en el producto que ofrece, por lo que aprender del mercado a través de ellos es un buen inicio. Y en un escenario como el de una pandemia, la innovación y la búsqueda de un valor agregado en el producto se verán constantemente en la oferta, por lo que el análisis de los competidores es fundamental para que el primer emprendimiento evolucione exitosamente con el tiempo.

3. Tener pasión en lo que se emprende y no temer al fracaso.
Sonará un poco loco, pero cuando se plantea una meta, por más pequeña que sea, se logra. Esto ya es comportarse como un emprendedor. La pasión y la perseverancia ayudarán a disfrutar lo que se hace con la nueva idea de negocio, así como generar los resultados que se desean. Mientras que no tener miedo al fracaso, creará la coraza necesaria para cualquier adversidad que se presente y evitar renunciar al emprendimiento. Tome en cuenta que, en escenarios como una pandemia, el emprendimiento es algo recurrente en muchos sectores de la población sin distinción (de altos y bajos ingresos, jóvenes y adultos mayores, hombres y mujeres, poco y muy educados, etc.), por lo que se pasará por varios ensayos-errores antes de encontrar el producto correcto para el primer emprendimiento.

4. No se necesita invertir mucho al inicio. Y en escenarios como el de una pandemia, las altas inversiones para generar el primer emprendimiento quizás sean muy riesgosas.
Por ello, las herramientas que se tengan a la mano, como las redes sociales, los videos hechos por ti mismo y el marketing boca a boca son las mejores formas de vender el producto. Si se observa que otros emprendedores tienen herramientas digitales mucho más sofisticadas para mostrar o entregar su producto, aprenda de ellos. Probablemente, usted también genere esas herramientas en un futuro. Pero, por el momento, empiece con lo simple y verá que generará buenos resultados.

Seguramente, habrá muchos otros puntos claves a discutir para iniciar un emprendimiento, como la marca, la estructura de capital, el tamaño, el financiamiento, entre otros puntos. Pero los mencionados darán la luz necesaria para comenzar con esa idea en tiempos de COVID-19. No se cuestione si los emprendedores solo nacen. También los emprendedores se hacen o se reinventan, y el momento más oportuno para demostrarlo es este contexto complicado que estamos viviendo. Inicie su emprendimiento o reinvéntese con estos cuatro puntos.

Fuentes de investigación:

Categoría: Carrera de Economía y Finanzas

Etiquetas: , ,

Yennyfer Morales Olivares

Coordinadora y docente de las carreras de Economía, Economía y Finanzas, y Economía y Negocios Internacionales de USIL.

Conoce nuestras especialidades con proyección global y enfoque empresarial

Ingresa tus datos:

Nombres:
Apellido paterno:
Apellido materno:
Celular:
Email:
Tu carrera:
Año de estudios: