Música, tecnología, home studio y cuarentena: ¿qué los vincula? - Facultad de Humanidades

También te puede interesar

Música, tecnología, home studio y cuarentena: ¿qué los vincula?

Juan Francisco Marcenaro Arellano

Históricamente, la humanidad ha pasado por pandemias y guerras, y el presente no es la excepción. Sin embargo, si bien las dos guerras mundiales dejaron daños materiales y pérdidas humanas irreparables, trajeron también muchos avances tecnológicos, entre los cuales destacan los tanques, cabinas presurizadas para los aviones, sistemas de navegación, caucho sintético, energía nuclear y, por su puesto, computadoras.

La industria del entretenimiento y su evolución
Entre los inventos más destacados relacionados a este sector, alrededor de 1876, cuando se inventó el primer teléfono, capaz de enviar y recibir voz. En tanto, en 1937 fue creada una de las primeras computadoras, ENIAC (Electronic Numerical Integrator And Computer) o computador e integrador numérico electrónico. En 1971 Intel lanzó su primer microprocesador comercial; en 1985 se reveló el famoso ciberespacio, que conocemos como internet hoy en día; y en 1993 el primer chip o procesador de la marca Intel modelo Pentium, que cambiaría para siempre la forma en que las computadoras del futuro operarían y a qué velocidad lo harían.

Avances tecnológicos en la industria del entretenimiento
Quienes nacieron a inicios del 2000, no son conscientes de muchos de estos inventos. Llegaron al mundo con computadoras que ya funcionaban a base de microprocesadores, por lo tanto, podrían asumir que es muy fácil hacer música en casa y que uno puede tener acceso a ello por defecto. No obstante, el interés de capturar el sonido data de hace ya más de 160 años. Además, la forma de hacerlo ha ido evolucionando a la par junto con los demás proyectos de desarrollo tecnológico.

El audio digital, como lo conocemos hoy, no es algo que surgió en los 80. La idea del aquel nació mucho antes. Sin embargo, la codificación y la conversión de sonido a audio surgió recién en los 80, lo que significó un cambio exponencial a corto y mediano plazo en la industria musical. En consecuencia, los estudios de grabación, que en aquella época eran la única forma que tenía una banda para grabar de manera profesional, fueron perdiendo negocio poco a poco y, de manera exponencial, conforme pasaba el tiempo, fueron creciendo en deudas y, en muchos casos, cerrando por completo en el mediano plazo.

Sucede que, en esa época, se requerían equipos muy caros para el funcionamiento correcto y completo de un estudio: una consola de grabación podía costar US$ 80 000. Sin embargo, el flujo de negocio que sustentaba la inversión, después ya no lo hizo. Algunos documentales que reflejan esta situación son “Soundbreaking”, “Sound City”, “Something New”, “Tom Dowd & The Language of Music”, “Muscle Shoals The Greatest Recording Studio in the World”. Asimismo, un libro al respecto es “Historia del registro del sonido”, por Enrique Rosales Asensio, en el que se cuenta de forma detallada cómo inició todo en 1857.

Hoy en día, luego de la avalancha de avances tecnológicos que cada año aumentan, nos encontramos ante una realidad que se caracteriza porque nosotros contamos con todo el poder de realizar trabajos audiovisuales, con una variedad de herramientas amateur y profesionales, con o sin costo, y muchas más por venir. Tal es la variedad que, yo, por ejemplo, recibo alrededor de 170 correos electrónicos diarios con novedades sobre avances tecnológicos, vinculados única y exclusivamente a la industria musical dentro de la rama de Ingeniería de Audio.

¿Cómo se vincula todo esto a la música, la tecnología, el concepto de home studio y la cuarentena?

1. La música ya ha estado vinculada a la tecnología desde más de un siglo: grabación mecánica, grabación eléctrica, grabación magnética, grabación digital. ¿Qué vendrá luego?

2. Las computadoras se rebelaron, evolucionaron, dejaron de pertenecer a la élite de espías y se albergaron en nuestros hogares para, así, facilitarnos la vida y ya no tener que usar máquinas de escribir, reducir la cantidad de papel que utilizamos, entre otras cosas. Sin embargo, lo que no se imaginaron es que también nos permitirían ser creativos más allá de lo previsto.

3. Un home studio es lo que, en varios casos y bajo los estándares actuales, producto de la revolución digital, muchos consideran como un espacio profesional de trabajo, en el cual se pueden realizar diversos servicios tales como grabación musical, producción musical, mezcla y masterización. Parte de esta realidad se debe a que los materiales y/o costos de construcción han bajado muchísimo, así como también la información sobre qué cosas hay que tener en consideración para el buen funcionamiento y la viabilidad de un estudio se encuentra disponible en el ciberespacio.

4. La coyuntura actual de cuarentena, en todo el mundo, nos invita a reflexionar sobre muchas cosas, entre ellas, nuestro estilo de vida. ¿Qué cosas son esenciales en nuestro estilo de vida? Una de ellas es el trabajo. ¿Cómo trabajar si no se puede uno movilizar hacia su lugar de labores? Esto quedó en el pasado hace ya muchos años. Con toda esta revolución digital, la colaboración remota es algo cuyo auge se dio hace unos años y se ha vuelto un estándar de trabajo para muchas personas desde ese entonces. Avid, por ejemplo, es una de las tantas empresas que se han sumado para dar ideas a los dueños de home studios sobre cómo llevar a cabo sus actividades con parcial normalidad en estos momentos. YouTube fue y todavía es una ventana de presentación directa al público objetivo. Luego lo siguieron diversas plataformas con diversos objetivos, como MySpace, Hi5, Facebook y cómo olvidar a MSN Messenger y Windows Live Messenger. Todas estas plataformas tenían como objetivo único conectar a las personas. Sin embargo, la tecnología, si bien puede haber sido creada con un propósito particular, nunca se debe subestimar su verdadero potencial y la capacidad de adaptación que tienen las personas. Nuestra capacidad de adaptación es ilimitada y la historia de la humanidad lo respalda. Hoy en día, las redes sociales son la herramienta principal de adquisición de clientes y fans para artistas y creativos. A diferencia de las décadas previas a los 2000, hoy ya no se trata de solamente grabar música y venderla, sino de generar lealtad en una base de fans que apoyen directamente al artista. ¿Cómo? A través de su música y no al revés. Billie Eilish es un gran ejemplo de ello, así como también muchos artistas que se hicieron famosos gracias a plataformas digitales como YouTube.

A modo de síntesis, el mundo nos invita hoy a evaluar la forma en la que nos desarrollamos como profesionales, especialmente en la industria del entretenimiento. Sin embargo, ¿qué sucede cuando se desea grabar de manera remota o colaborar de manera remota en tiempo real? Existen programas como ListenTo de la empresa Audiomovers, SoundSouce, Avid Cloud Collaboration, Zoom, Skype, Audiocast, por mencionar los más populares. Si durante los últimos años ha sido importante adaptarse a la revolución digital y acomodar espacios en casa para poder desarrollar actividades audiovisuales, hoy más que nunca es crucial estar al día para todo aquel que desee desempeñarse, tanto en el presente como en el futuro, como productor musical y/o artista. Nunca fue tan importante como hoy.

Fuentes de investigación:

Categoría: Carrera de Música

Etiquetas: , , ,

Juan Francisco Marcenaro Arellano

Ingeniero de audio y coordinador de la carrera de Música USIL.

Conoce nuestra Facultad de cerca

Si quieres conocer más sobre la Facultad de Humanidades, aclarar dudas sobre tu ingreso y enterarte de todos los beneficios que tenemos para ti, preinscríbete aquí para ponernos en contacto contigo.

Ingresa tus datos:

Nombres:
Apellido paterno:
Apellido materno:
Celular:
Email:
Tu carrera:
Año de estudios:
USIL. 25 AÑOS SIN LIMITES
USIL. 25 AÑOS SIN LIMITES

OFICINA DE ADMISIÓN
Lima: (01) 317-1050
Whatsapp: 981208222
Provincias (gratuita): 0-800-11140
admision@usil.edu.pe